Logo cuadrado amarillo de JS sobre fondo gris con un degradado de diseñador.

JS

Vuelve a la home

A mí, javascript, me daba muchísimo miedo. Miedo nivel "tengo un anillo que me pongo cuando programo JS porque hace sentir seguro". Como la mayor parte de estos 24 años he currado solo pues no tenía de quién tirar para el tema del javascript. Ni del ASP o PHP en su momento. Así que lo vas aprendiendo como puedes.

Las cosas más habituales de manejo del DOM pues entran con más o menos sangre, pero entran. Eventualmente hay redes sociales y varios compañeros apuntan los horrores, te echan una mano y tu código mejora.

Creo que mi primera petición a una API fue en 2017 cuando lo tuve que enseñar de profe. Tan solo unos meses antes, en un proyecto, tuve que armar un calendario para una parte privada de un conocido club de fútbol, tenía que crearlo directamente desde JS y me quitó el sueño, pero bien.

De verdad pensaba que no podría y después de mirar doscientos plugins que no me servían para lo que había que hacer decidí que, como muchos otros problemas, si lo descomponía en pequeñas partes igual veía ese hilo conductor que al final tuviese el problema solucionado.

Al final, lo que más me costó fue creerme que podía. Recuerdo la tarde con mi libreta y el funcional en catalán. Sacando tareas y planteando un problema cada vez.

En algún punto vi que tenía una lista de tareas abordables y que juntas solucionaban el calendario completo.

Aquello fue un pequeño éxito, aunque de ahí a creérselo hay un mundo.

En 2017 estuve de profe en un bootcamp enseñando front (html, css, JS y react). Para mi tb fue un salto porque si no me creo yo que sea programador de qué me voy a poner enfrente de 20 criaturas a contárselo.

De las alumnas aprendí a perderle ese miedo a todo lo que fuese programar. Yo venía de muchos años de JQuery y las veía a ellas, con todo el miedo, con cero experiencia, y escribiendo su JS como campeonas. Y claro, también quiero eso para mí. Joé, si ellas lo estaban haciendo… toda esa experiencia que tienes no debería jugar en tu favor en lugar de acojonarte vivo?

Siempre les estaré súper agradecido porque ese salto me estaba costando muchísimo. En clase, con ellas, aprendí a escribir yo también javascript, a que no pasa nada si no sale y sobre todo a fallar y que no se me hunda el mundo.

Además, encontré otra forma de relacionarme con JS porque si hay que escribirlo, se escribe, pero igual no se tiene que sufrir mucho, e intentaba hacer ejercicios más divertidos, que mostrasen lo que hay que aprender de otra manera. Principalmente con la caca 💩 y el unicornio 🦄, que siempre lo mejoran todo.

Ahí encontré para mí una forma de divertirme cuando necesito aprender algo o simplemente de monear y divertirme.

Hay dos recuerdos principales que me hicieron querer tener menos miedo:

  • Una alumna quería abrir un menú móvil sin JS. Me encontré diciéndole que no era fácil y que quizás no tenía sentido. Me vi trasladándole todos mis miedos, y por qué no lo iba a intentar? Lo consiguió.

  • En otro equipo querían que un usuario pudiese subir una imagen de perfil y utilizarla en la aplicación. Yo no sabía como se hacía pero por qué no lo iba a intentar? También lo consiguió.

De ahí en adelante me puse muy firme con esto y que aparte de las horas, si alguien me buscaba me iba a encontrar echando una mano, como tanta gente me la ha echado a mí.

Cada curso me he encontrado con gente muy capaz con muchas ganas y que me hacían tener más ganas de mejorar.

No me engaño, mi JS no es tan bueno. Y todavía me cuesta, cuando alguien me pregunta si soy desarrollador, decir que sí. Lo hecho por la broma y digo que lo que me gusta es maquetar, que es donde veo que aporto más, pero pasa que me cuesta sentir que sea cierto.

Sí que he perdido mucho miedo, sobre todo si hay alguien mirando, pero siempre puot queda algo.

Ahora me niego a perder ese "hacer algo divertido" y me gusta hacer pequeñas cosas cuando puedo.

El anillo lo sigo llevando cerca.